CON LA ESCUELA PÚBLICA

CON LA ESCUELA PÚBLICA

sábado, 29 de agosto de 2009

¿Cómo hacer trabajos de investigación?

1) Hay que tener en cuenta que todo conocimiento histórico es el resultado de una dura tarea de investigación, de hecho vuestro libro de texto presenta ese resultado: Si queremos saber qué ocurrió en el pasado, tenemos que ponernos en la piel de un detective y buscar pistas fiables que nos ayuden a resolver el caso.
Esas pistas que debemos seguir se llaman FUENTES, las cuales nos van a proporcionar toda la información que necesitamos. Hay muchos tipos de fuentes a los que podemos recurrir, como por ejemplo: Escritas: Textos escritos del pasado, bien una ley, una partida de nacimiento, un manifiesto..., bien cartas privadas, artículos de prensa, libros de literatura, etc.
Pero también existen las fuentes iconográficas: un cuadro, una fotografía, una escultura, un edificio, el cine, mapas, e incluso un objeto de la época (esto gusta mucho a los arqueólogos, ya que no tienen documentos escritos y tienen que buscar pistas debajo de la tierra).
Incluso puede recurrirse también en ocasiones a testimonios orales, recogiendo con una cámara de video o grabadora las impresiones de un testigo directo de un acontecimiento, como por ejemplo vuestros padres, abuelos, vecinos, etc.
Todas estas fuentes nos dan un mensaje que tenemos que reconstruir y dar forma para finalmente hacernos una idea de lo que pasó.

2) Pero, antes que buscar pistas, como buenos detectives, tenemos que HACERNOS PREGUNTAS, como por ejemplo, ¿Qué paso con el rey de Francia, al que consideraban un Dios en la tierra para que su propio pueblo acabara cortándole la cabeza?. Una vez que nos hacemos la pregunta, podemos plantear nuestra propia hipótesis, es decir una idea previa que pensamos puede servirnos de base para comenzar nuestro rastreo.

3) Aquí se complica la tarea, ya que no nos podemos fiar de todo lo que leemos o nos cuentan ¿Quién sabe?, volviendo a la idea de ser un detective, quizás estaban pagados por el malo de la película y han llegado a unas conclusiones que exculpan a la persona investigada.
Por estas y otras razones, es por lo que debemos aprender a USAR DICHAS FUENTES CORRECTAMENTE .
Aquí es donde entra en juego vuestro ESPÍRITU CRÍTICO. La Historia debería ser objetiva por su finalidad, pero difícilmente lo es, hay tenemos lo que se denomina la historia oficial: " la historia que escribe el pueblo vencedor, resaltando unos hechos y escondiendo otros que no interesaban ser revelados. De tal manera que en muchas ocasiones la Historia no sería real si no que puede estar manipulada.
Quiero decir que dentro de la Historia hay muchas tendencias ideológicas y prejuicios que hoy están presentes en nuestra sociedad, que nos hacen ver el pasado desde un punto de vista erróneo o en muchos casos no acorde con la realidad.
Para comprobarlo debemos recurrir a las fuentes y ver que han sido totalmente objetivos, es decir que no hay una intención detrás. Por ejemplo, un nazi podría perfectamente escribir un libro defendiendo la matanza de judíos, incluso negando la existencia de campos de concentración, y sólo por el mero hecho de estar escrito en un libro creérnoslo. Y si no observar un periódico de hoy, mirar como trata una misma noticia, por ejemplo El Mundo o La Razón y después leeros lo mismo en El País o en Público.
Todo esto se consigue aprendiendo y esforzándonos en PENSAR POR NOSOTROS MISMOS y no dejar a otros que lo hagan por nosotros.
Así pues, a la hora de estudiar Historia, ésta debe ser en la medida de lo posible objetiva, es decir que debemos estudiar los hechos históricos sin inclinarnos hacia un lado u otro, por mucho que uno tenga una ideología u otra. (No obstante esto no excluye que construyáis vuestra propia opinión, y que la manifestéis con argumentos, y no simplemente por lo que os ha contado una persona que os influya).

4) Una vez metidos en la tarea de buscar y recopilar pistas a través de las fuentes que tenemos a nuestra disposición, como por ejemplo libros, internet, o preguntando a un familiar o amigo...., debéis hacer una SELECCIÓN de lo que realmente buscáis y desechar aquello que no os sirva. Leemos los documentos hasta COMPRENDERLOS correctamente, y una vez entendido, pasamos a explicar lo que ocurrió.


5) EXPLICAR lo investigado con un lenguaje correcto y siguiendo unas pautas de redacción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada