CON LA ESCUELA PÚBLICA

CON LA ESCUELA PÚBLICA

martes, 12 de abril de 2011

RELATOS DE 4º ESO DESDE LA TRINCHERA

En la línea del frente, en plena Gran Guerra (1914-18), 4º ESO nos escribe sus experiencias vividas en las trincheras, todas ellas llenas de sentimientos y emociones, experimentando la dureza de una guerra que causó 8 millones de muertos.

Aquí os dejo algunas de las misivas recibidas, muchas acompañadas de dinero y fotos de la tropa, gracias por acordaros de nosotros en estos duros momentos....

Carta de Sonia Bernabeu (4ºA):

23-XII-1917

Querida Marie:

Ya hace mucho tiempo que no te veo, que no te siento. Cada día tengo menos esperanzas de volver a vernos, perdonamé por ser un cobarde, según dice mi patria. Ya se que esta guerra empezó no tan en serio, nos confiamos y pensamos que sería fácil la victoria y ya llevamos casi 4 años.

Esto es muy duro, ¿te acuerdas que tenía dos amigos que eran como hermanos?, pues ya no viven. Pierre no quería luchar y nos reunieron a todos y lo mataron por cobarde. Desde entónces ya nadie se opone a salir de la trinchera. Ver que hace unos minutos charlaba con él, y ahora..., pues está muerto. A Paul le explotó una granada que se llevó a otros tres compañeros más.

Dicen que nosotros, la Triple Entente, lideramos la batalla, pero yo la veo muy igualada. Sólo rquiero que acabe... . Por más que lo intento, no consigo encontrar respuesta al por qué estamos aquí y así. Me siento como si fuésemos marionetas de los altos cargos. La situación cada vez empeora más y más. Nos falta comida, el barro nos come, hay inundaciones y me agobio entre tantos sacos de tierra.

Ahora mismo hay un compañero vigilando para que no me pillen escribiendo. De hecho, este mismo papel lo cambié ayer por una ración de comida. No se cuándo te llegará o si podrás llegar a leerla.

El ruído de granadas y más bombas nos deja sordos y no podemos ni dormir por la noche. Ya me he acostumbrado a vivir con las ratas, que corren por la trinchera con total libertad. Es muy desconcertante acostarte y pensar que puede que sea el última día de tu vida.

Me encanta la idea de que trabajes en la fábrica aquella de ropa ahora que no hay hombres en la ciudad, estoy seguro que las mujeres llegaréis lejos.

Bueno querida, amada, en estas fechas tan señaladas sólo espero que nuestros hijos y a ti no os falte cariño. Me encantaría que aquí hubiese una tregua para no combatir en Nochebuena. Supongo que los enemigos estarán en una situación parecida.

Sueño el día en el que nos volvamos a ver, eso me da fuerzas.

Je t´aime!

Fdo. Jean Claude

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada